Los cuatro treses, Las pruebas del destino

Con el número tres se hace visible el primer resultado concreto de todo aquello que comenzó con una decisión (número uno), y según las circunstancias cercanas (número dos) tuvo su continuidad El tres es el número de la forma (ancho, largo y alto)y representa lo ya estructurado.

Asimismo, conlleva la idea del compromiso y la aceptación, pues con la llegada del tres, la libertad de acción queda reducida y ajustada a un tiempo y espacio determinado. Con los treses surge la necesidad del planteamiento, se acrecienta el sentido del deber y se asumen responsa-bilidades, siendo en este sentido, el número de las pruebas.

En los mitos, leyendas, cuentos e historias sagradas, podemos encontrar numerosos ejemplos que muestran la importancia del tres como intermediario, y también como “factor tiempo” que marca el período de tránsito entre una etapa que termina y otra que comienza. Así, el héroe o protagonista de una historia debe superar tres pruebas para conseguir realizar su sueño, escapar de un enemigo, poder seguir su camino o liberar a quien ama.

Y según lo que requiera cada ocasión, las pruebas pueden ser de fuerza y valentía (bastos, oros), de ingenio en las que debe resolver enigmas (espadas), o bien sentimentales y de concienciación (copas).

El número tres representa, asimismo, las leyes, las normas, el sentido común y la inteligencia práctica necesaria para adaptarse a las limitaciones que impone el mundo material. El tres muestra el escenario donde debe ajustarse el desarrollo de una acción, teniendo en cuenta que salir de ese escenario, implica entrar en terrenos ajenos que pueden resultar hostiles. También el tres aporta cualidades como sentido práctico, capacidad de previsión y ahorro.

cartas tarot treses

En analogía con las figuras geométricas, el tres se asocia al triángulo equilátero que simboliza la elevación espiritual y superación de dificultades (altas cumbres) y que también advierte de la cercanía de un peligro (las señales de tráfico, por ejemplo, utilizan la forma triangular con este fin).

Simbología de los treses

En el dos de bastos aparecía un hombre de perfil mirando el horizonte desde la posición segura y elevada de una almena. En el tres de bastos, vemos a otro hombre de espaldas, mirando igualmente hacia el horizonte, pero ya desde el exterior, sin ninguna construcción que le proteja. La imagen representa el tiempo de espera, el alto en el camino que debe hacerse para planificar la continuidad de la marcha hacia el objetivo previsto.

El tres de copas nos recuerda la imagen de “las tres Gracias”, diosas menores de la mitología clásica que representaban el júbilo, la belleza y la creatividad. Solo que en la lámina del Tarot las diosas son jóvenes mujeres que adornan sus cabezas con flores, y en vez de abrazarse, alzan sus copas con gesto festivo de celebración. A sus pies hay esparcidos algunos frutos maduros de otoño, entre ellos uvas y calabazas. Estos frutos por el suelo simbolizan las oportunidades no aprovechadas que se han dejado pasar.

En el arcano del tres de espadas aparece, sobre un fondo de nubes y tormenta, un corazón atravesado por tres espadas. Una imagen que resulta bastante gráfica, pues indica cómo las espadas -pensamiento y mentalidad-, en unión con el tres -compromiso y responsabilidad- pueden imponerse a los deseos del corazón.

El tres de oros es el único arcano en el que los oros vienen representados en piedra y en color gris, aumentando con esta imagen el carácter práctico, tangible y riguroso del tres en cuanto a observación, ajuste y responsabilidad profesional, como muestran los tres personajes, un clérigo, un artesano y un constructor, que aparecen en la lámina.

Tres de bastos

Este arcano reúne las virtudes ‘ del número tres con las cualidades del Elemento Fuego, añadiendo entusiasmo y ^ tesón a los proyectos, estudios o trabajos que se tengan entre manos. Es también un arcano que habla de honradez y responsabilidad, y que valora el sentido del deber, el compromiso y la palabra dada.

Posición recta. Indica voluntad y empeño en hacer bien las cosas, por eso si se desconfía del comportamiento de alguien, la presencia del tres despejará las dudas, reafirmando la buena fe de la persona en cuestión.

Asimismo la carta habla de buen comienzo y proyectos que se concretan, de compromiso moral y trabajo práctico, de aciertos en las decisiones y sentido del humor ante la adversidad que hará más llevadero el camino.

Posición inversa. Este arcano advierte sobre resultados inciertos y trabajos que no compensan el esfuerzo que se realiza en ellos, por lo que antes de seguir conviene hacer balance, asumir pérdidas si es necesario y reorganizarse.

En consultas sobre salud, el tres en esta posición hablaría de tratamientos inadecuados y efectos secundarios que perjudican. Indica también desconfianza justificada que lleva a prescindir de alguien, o bien al abandono de algún compromiso.

Tres de copas

El palo de copas, relacionado con el Elemento Agua, hará que el sentido práctico que caracteriza al tres se confunda al mezclarse con el caudal de las emociones. El tiempo de espera y aprendizaje propio del tres puede alargarse indefinidamente en este arcano, ya que predispone el ánimo a la distracción, además de crear situaciones en las que el gusto y satisfacción i”l personal predomina sobre el resultado material.

Posición recta. Habla de voluntariado y de actividades que se realizan por amor al arte. Indica asimismo, compromiso sentimental que se asume con agrado,

cumplimiento de promesas. Declaración de amor. Circunstancias que suavizan una espera obligada. Embarazo, gestación. Estudios o aprendizaje que se realiza por simple afición.

Posición inversa. La realidad de las cosas se distorsiona o exagera. Los sentimientos se ponen a prueba generando recelos:, dudas amorosas y miedo a formalizar un compromiso sentimental. Falsas esperanzas, incomprensión, decepción, inseguridad j. emocional, ingratitud, contradicciones. También advierte sobre la intención de dar largas a una situación. Y respecto a la salud, habla de dificultad para procrear y tener hijos, así como parches a una enfermedad que alivian pero no curan.

Tres de espadas

Junto al palo de espadas, el tres, reafirma su afinidad con el Elemento Aire, aumentando la capacidad de organización y los recursos mentales. También se agudiza el sentido de la planificación con el fin de abarcar lo máximo posible, pero se corre el riesgo de cometer errores por querer acaparar más de lo debido. El conocimiento teórico estará por encima de las posibilidades reales, con los correspondientes desajustes.

Posición recta. Aunque este arcano aparezca en posición recta, su presencia suele anunciar contrariedades y trabas que entorpecen la buena marcha de un trabajo o negocio. También indica adicción al trabajo, llegada de una mala racha, responsabilidades civiles y judiciales que resolver, equivocaciones que pasan factura. En cuanto a salud, advierte de complicaciones con alguna enfermedad que pueden derivar en dolencias crónicas, además de estados depresivos, amargura y pesimismo.

Posición inversa. La dureza del tres se acrecienta anunciando errores de cálculo o fallos que generan pérdidas y disgustos. También augura malas noticias o cambios bruscos que trastornan y pueden llevar a hacer
locuras. Compromisos fuertes que obligan a realizar tareas que no gustan. En tirajes relacionados con la salud, el tres en esta posición indica trastornos mentales transitorios y crisis de ansiedad que pueden derivar en comportamientos impropios y reprobables.

Tres de oros

Este arcano reúne las cualidades del número tres con las cualidades del Elemento Tierra, fomentando el sentido del ahorro y la honradez. Habla igualmente del reconocimiento de méritos personales y profesionales, con obtención de las oportunas gratificaciones y prestigio. Pero también el tres plantea pruebas y tentaciones materiales que pueden convertirse en una trampa, si no se analizan con precaución.

Posición recta. Indica habilidad y maestría para un trabajo, persona de recursos, éxitos profesionales que se reconocen públicamente. Admiración, nombramiento y premios merecidos. Especialista o experto cuyas opiniones se tienen en cuenta. Talento de inventor. Resistencia, aguante y capacidad de concentración. Progreso adecuado y tenacidad.

Posición inversa. Su significado habla de gandulería, frivolidad y pérdidas de tiempo en momentos en los que, precisamente, el tiempo es oro. Indica también chapuzas, mediocridad, falsas apariencias, falta de recursos, publicidad engañosa, mala gestión comercial y política, promesas sin efecto, extorsión y gastos abusivos que no se justifican.

Los freses en combinación con los arcanos mayores

baraja tarotEl número tres refleja situaciones en las que ya existe un compromiso previo; bien porque se ha dado la palabra, porque existe una inclinación sentimental, porque ya se ha comenzado un proyecto y cuesta dar marcha atrás, o bien porque se asume una responsabilidad o deber moral. En cualquier caso, hay que considerar la presencia del tres en combinación con otros arcanos, como el aviso de que aún hay algo por superar, por descubrir, por hacer o rehacer, antes de poder llegar al resultado previsto, de ahí que su interpretación se relacione aveces con un tiempo de espera obligado y necesario.

Por ejemplo, si el tres aparece junto a los arcanos mayores que anuncian cambios importantes, como el Mago, la Emperatriz, el Carro o la Rueda de la Fortuna, especialmente si el tres precede al arcano mayor, indicará que todavía no se tiene la experiencia suficiente con relación al asunto preguntado, para alcanzar la meta deseada, y habrá que esperar por tanto un tiempo que podríamos llamar de “maduración”.

El tres de espadas junto al arcano de la Justicia, advierte de errores, obstáculos o retrasos en temas legales. Y si también sale la Luna en el mismo tiraje, será señal de que hay algo oculto (un as en la manga de la parte contraria) que puede perjudicarnos en el resultado del proceso.

El tres de oros con el Emperador o la Estrella, augura un éxito profesional en un proyecto de negocio o entrevista de trabajo.

El tres de copas junto a los Enamorados o el Sol, anuncia un compromiso sentimental estable y la creación de una familia.

El tres de bastos antes de arcanos como el Mundo o la Torre, indica que el asunto preguntado no saldrá bien, pero que todavía se está a tiempo de rectificar y dar marcha atrás, aunque se pierda el tiempo, esfuerzo y trabajo invertido.

 

Comenta
Los cuatro treses, Las pruebas del destino
5 (100%) 1 voto