La tirada del mes de Septiembre

Los meses donde se produce el final e inicio de una nueva estación están marcados por los cambios emocionales, físicos y psíquicos en el ser humano.

El mes de septiembre es uno de esos meses, abandonamos el verano para celebrar la llegada del otoño. Son cambios profundos y llenos de movimiento interior, aunque en muchas ocasiones no somos conscientes de ellos.

No debemos asustarnos ni deprimirnos, tan solo debemos ser conscientes de que es un proceso natural, pero sin olvidar que debemos luchar para vencerlo, para madurar y alcanzar esos retos que todos albergamos en nuestro interior.

Estos cambios también los manifiesta el Tarot en la consulta de cada uno de los signos del Zodíaco o de las casas que dichos signos guardan y custodian. En cada uno de ellos aparece la necesidad de aprender del pasado, de buscar esos errores cometidos, de descubrir aquellos que nos envidian o nos bloquean en nuestro desarrollo. Es una época donde el final de una estación nos lleva a la meditación del pasado para iniciar una nueva etapa con ideas y sabidurías frescas, e impregnadas de olor a nuevos horizontes. El inicio del otoño nos aporta nuevas herramientas, nuevos caminos y la seguridad de hacer lo correcto.

Consulta general

Si realizamos una consulta general, donde el consultante es el mes de septiembre, nos hablan La Rueda de la Fortuna y La Justicia. Ellos son dos Arcanos que identifican este movimiento estacional que nos afecta directamente. El movimiento constante de La Rueda de la Fortuna nos anuncia inicio y final de una etapa es aconsejada por La Justicia, que aporta esa capacidad de resolver los problemas, la necesidad de reflexionar antes de actuar, el equilibrio y la armonía.

Hemos de buscar aquellas herramientas que en un pasado nos funcionaron para vencer situaciones parecidas a las que sufrimos en nuestro presente. Tal vez, por algún motivo aquella chispa que iluminaba nuestro destino, la dejamos aparcada en algún lugar. Esa chispa que nos dio aquella fuerza para luchar y ganar y tener el convencimiento de estar en el camino correcto.

Todos conocemos a la Naturaleza como tal, vamos a utilizar ese ejemplo para poder entender mejor ese
consejo que nos da el Tarot. Cuando la tierra está seca, la lluvia hace su aparición. Por experiencia sabemos que en este mes de septiembre son fuertes y localmente torrenciales, pero si esas lluvias caen en la cima de la montaña la tierra absorberá el agua y la canalizará hacia los ríos para hacerla llegar al mar. Nadie ha enseñado a las montañas a llevar el agua al río, ni al río a llevarla al mar, es innato. Pues esa fuerza innata de la Naturaleza, también la tenemos nosotros, esa es la fuerza que hemos de buscar.

Lógicamente cuando empecemos esa búsqueda nuestro pasado se removerá, como lo hacen las tierras del fondo del rio. Enturbiará nuestros días del presente, nos traerá sentimientos teñidos de tristeza, melancolía y alguna lágrima en los ojos, pero todo será pasajero. En medio de esa tormenta también aparecerán secretos escondidos, traiciones que nos hicieron creer que eran ayudas desde el corazón, pero gracias a todo ello, encontraremos eso que debemos encontrar, la fuerza interior.

consulta de tarot

En concreto

Este mes de septiembre nos acompaña La Estrella junto con El Carro. Gracias a la luz de La Estrella veremos un futuro brillante, que podría estar enturbiado por El Carro. Pero la unión de ambas cartas nos hará ser capaces de mover todo aquello que impide conquistar nuestro éxito. Pero eso sí, sin olvidarnos de los errores de nuestro pasado.

Será un mes tormentoso, con muchos cambios, con muchos frentes abiertos, pero todos serán conducidos al éxito. Tal vez la solución o la forma en que se desarrolle el proceso de cambio, no es en la forma imaginada, pero el éxito en forma de copa o de medalla será nuestro. No recogeremos el premio al momento, pero cuando lo hagamos será un gran momento.

Otro de los factores comunes que se manifiesta en todos los signos zodiacales en el mes de septiembre es la necesidad de encontrar ese equilibrio, de volver a vivir en esa armonía que hemos perdido. El pasado ha sido muy duro, muy difícil y ha dejado huellas importantes en el campo laboral, económico y sentimental.

En busca de la armonía

En lodos los campos y en todos los signos aparece esa conquista y disfrute de ello siempre y cuando sigamos su sabio consejo. Debemos buscar ese auténtico ser que habita en nuestro interior, debemos luchar por lo que nosotros queremos ser. El Tarot nos aconseja que seamos cautos ante las adversidades, observemos la razón de la existencia de ese problema y busquemos esa herramienta que nos dará la fuerza para luchar y conquistar esos sueños.

Volviendo a los ejemplos de nuestra vida cotidiana. Cuando empiezan las tormentas todos inconscientemente buscamos un lugar para refugiarnos de la lluvia. Observamos el cielo, las nubes y las gotas de lluvia que mojan el suelo. Buscamos un paraguas o
algo que nos proteja y continuamos andando sorteando los charcos del camino. Tardaremos más tiempo en llegar, modificaremos nuestra ruta, pero llegaremos a nuestro destino.

Pues ese es el consejo que nos da el Tarot para este mes. Al igual que actuamos de esa forma innata en una tormenta inesperada, debemos realizar lo mismo cuando esa tormenta llega nuestra vida, en nuestro trabajo, en nuestra economía o en nuestro corazón. Debemos observar, buscar las herramientas que nos protejan, invertir un tiempo en nosotros mismos para tomar esa decisión y llegar al destino que queremos.

Una consulta generalizada el Tarot nos aporta unas guías generales de actuación para la inmensa mayoría de los lectores, pero lógicamente los problemas que nos atañen personalmente deben ser consultados de forma directa. Esta consulta nos previene de
un mes lleno de cambios profundos, y secretos descubiertos que aportaran a nuestras vidas ese equilibrio que tanto necesitamos.

Camino al éxito

El camino hacia el éxito lo tenemos delante, ahora hemos de decidir cómo y cuando empezamos a caminar. Debemos encontrar esa herramienta, debemos encontrar nuestra autentica esencia, nuestra fuerza interior.

Todos nacemos con una fuerza interior propia, innata como lo tiene la propia naturaleza. Pero el tiempo, las experiencias y las malas influencias hacen que la modifiquemos o incluso que la perdamos en el camino. Pero nunca muere, siempre guarda paciente que regresemos a buscarla. Tenemos cientos de ejemplos de personas que han encontrado su esencia, su fuerza interior y han conquistado su éxito merecido. Tú también puedes conseguirlo.

Comenta
La tirada del mes de Septiembre
4 (80%) 2 votos